Yo Sí creo en ti, mi México
29 May 2021

Yo Sí creo en ti, mi México

29 May 2021

Escúchame leerte este texto completo

A veces me la pones difícil. Hay días que me cuesta mucho trabajo creer que puedo hacer algo para que seas un mejor lugar. Hay días que te miento la madre y me deprimo con tanta muerte, corrupción, impunidad, injusticias y tanta pobreza que albergas. 

Desde muy joven tus problemas me duelen, me angustian, me desequilibran. Desde mis años de secundaria yo era el único nerd que discutía de política con la maestra de historia del Colegio Alemán (Lysis Fajardo, a quien siempre le agradeceré mi pasión por México, su historia y su política). Yo era el único nerd que leía todo lo que ella recomendaba acerca de ti, mi México. Porque desde entonces siento la necesidad, la obligación y la pasión de entrenarme, de prepararme, para hacer algo por ti. 

Llevo 30 años de entrenamiento. Estoy listo para dar mi vida por ti. No lo digo en sentido figurado, quiero dar el resto de mi vida a la causa de hacerte un mejor lugar. Conozco los riesgos, entiendo las frustraciones de intentarlo mil veces y de fallar mil veces, pero es mejor que no hacer nada. Mi vida, mi ánimo y hasta mi cuerpo se descomponen cuando siento que no estoy haciendo lo suficiente por ti. En cambio, cuando pongo toda mi creatividad, energía y valor a tu servicio, y veo resultados, mi vida cambia, se transforma, mi ánimo y energía son diferentes. 

Para mí eres mucho más que un simple espacio físico atrapado entre fronteras políticas, que alberga a 130 millones de personas. Eres el lugar que alojó a mis abuelos refugiados, expulsados por la intolerancia de su país. Eres el lugar que cuidó a un niño huérfano que trabajó en el cine desde los 15 años, para luego construir el otro lado de mi familia. Eres el lugar que me ha dado todo lo que necesitaba para ser todo lo que soy en este momento. Eres mucho más que un concepto social o político, por lo menos para mí. 

Por años he tratado de entender tu estructura social, histórica, política, jurídica y económica, para ver qué te duele, cómo mejorarlo, y, sobre todo, para poder explicarlo a otras personas. Soy bueno explicando tus padecimientos a otras personas, y lo hago siempre, para que te vean con el mismo amor y compromiso con el que te veo yo. Esa es mi causa hoy, ser un provocador de ciudadanía, en un momento complejo. Tengo la intuición de que muchos ciudadanos apasionados por ti, que te entiendan mejor, te pueden rescatar de la mediocre clase política que has tenido que soportar por años. 

Pero quiero hacer mucho más que transmitir a otros lo que yo he podido entender de ti. Tengo meses intentando hacer ver a tu gente la importancia de esta elección, y la enorme trascendencia que tiene. Y daré todo lo que me queda en esta última semana para convencer a la última mexicana y mexicano que pueda. Estoy convencido de que hay un despertar potente y muy diferente. Creo que muchos mexicanos quieren salir a expresarse a través del voto, y eso generará un poderoso mensaje para toda la clase política: queremos vivir en democracia, y queremos escoger a nuestras autoridades. 

Pero estoy consciente de que simplemente salir a votar no será suficiente para componerte. Por eso, mi trabajo fuerte, mi compromiso más completo contigo inicia el 7 de junio. Quiero convocar a mexicanas y mexicanos, llenos de pasión y creatividad, para construir una verdadera alternativa, que genere un verdadero proyecto de nación, en el que todos estemos incluidos. Quiero convocar a los mexicanos que aún creen en ti, para formar un gran equipo de rescate y reconstrucción. Quiero seguir despertando consciencias, pero ahora quiero también darles las herramientas, la dirección, el espacio y la energía para construir algo diferente juntos. El 7 de junio empezamos. 

Quede como quede el país, al día siguiente de las elecciones, vamos a empezar a curarte. Hay 5 padecimientos tuyos que no pueden esperar. Primero, es absolutamente intolerable que la mitad de tus habitantes carezca de los medios, educación, salud y sustento suficientes para vivir. Tenemos que arreglar eso. Segundo, es inaceptable que la mayor parte de tu tierra sean espacios inseguros y violentos, en los que la justicia es un sueño lejano. Vamos a componer eso. Tercero, no es concebible que un lugar tan rico y abundante cómo el que eres sea incapaz de generar más para todos. Tenemos que crear un nuevo modelo económico que no sólo se concentre en crecer, sino sea capaz de generar oportunidades y riqueza para todos. Estoy seguro de que aborreces ver como unos se quedan sin nada. Cuarto, tienes que ser un Estado de Derechos, no sólo de Derecho. Los derechos fundamentales que están en tu Constitución deben ser una realidad tangible para todos, no sólo para los que pueden procurárselos a sí mismos. Y quinto, debemos desterrar el peor cáncer que tienes, ese que llamamos corrupción impune. Tenemos que crear las mejores herramientas para ubicar, investigar y sancionar de manera eficaz a todas las personas que quieren quedarse con pedazos de ti, a costa de los demás.

Tenemos mucho trabajo, y empieza el 7 de junio. Pero todo esto será mucho más difícil si el país está controlado por un grupo político que no quiere ya escuchar a nadie y que ha roto todos los puentes con quienes no estamos de su lado. Tenemos una semana para convencer a 5 personas de redistribuir el poder, para poder reconstruirte entre todos, entre diferentes. Espero poder hacer mucho por ti, te lo debo. 

Leave a comment
More Posts
Comments
Comment